Close

13 octubre, 2020

Día Internacional para la Reducción de los Desastres

El 13 de octubre se celebra el Día Internacional para la Reducción de los Desastres, con el objetivo de minimizar los riesgos derivados de los desastres “naturales” y generar una cultura mundial sobre prevención y preparación ante estos fenómenos.

Con el término desastres “naturales” se hace referencia a las pérdidas de vidas humanas y materiales como consecuencia de: eventos meteorológicos; en especial inundaciones, tormentas y olas de calor que se han intensificado los últimos años; y eventos geofísicos extremos como ser terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

En los últimos 20 años más de 1,35 millones de personas han perdido la vida como resultado de la exposición a amenazas naturales, sobre todo mujeres y niñas. Y más de 4.000 millones de personas se han quedado sin hogar, o han resultado heridas, lesionadas, reducidos o perdidos sus servicios básicos o han tenido que recurrir a algún tipo de ayuda de emergencia.

El mundo entero está buscando generar planes de prevención para comunidades resilientes. Cada país presenta un nivel de complejidad diferente e igualmente sucede con las ciudades. Todos han iniciado o están desarrollando su “Plan de adaptación, mitigación y reducción de riesgo de desastre” y buscando una forma de implementación sencilla y a medida, de modo tal de generar “resiliencia”; entendiendo por “resiliencia” a la “capacidad humana para asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

Todo Plan para reducir riesgos sirve de Guía de Orientación Estratégica, y contiene protocolos de acción para múltiples y diversos casos, algunos ya sucedidos, otros probables de suceder algún día.

Estoy convencido de que “el riesgo es no saber” y de que las experiencias por las que atravesaron comunidades enteras a nivel global deben servir de ejemplo para empezar a trabajar anticipadamente algunos temas que podrían afectar el normal ritmo de una ciudad. Incendios, prolongadas sequías, lluvias constantes, cambios bruscos de temperatura; son todas señales que indican claramente que es tiempo de planificar para estar listos llegado el caso.

La mayoría de los países está poniéndose a tono y revalorizando la importancia de la prevención antes de ocurrida la emergencia.

El Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Atentos a los hechos, los países se reunieron en Sendai, Japón, en marzo de 2015, acordando una guía de trabajo que tiene las siguientes metas:

  • Reducir la mortalidad mundial.
  • Reducir el número de personas afectadas.
  • Reducir las pérdidas económicas.
  • Reducir los daños en infraestructuras vitales e interrupción de los servicios básicos, como la salud y la educación.
  • Incrementar el número de países con estrategias de reducción de riesgos de desastres.
  • Mejorar la cooperación internacional.
  • Incrementar la disponibilidad de los sistemas de alerta temprana.

Siendo Sendai la hoja de ruta de los países en materia de reducción de riesgos, se desarrollaron entonces pensamientos actuales sobre el manejo y gestión del riesgo que aseguran que los desastres no son naturales. Y aunque los eventos meteorológicos y geofísicos son inevitables, los daños que causan pueden minimizarse si se toman algunas medidas concretas. Puntualmente, son los gobiernos locales y regionales los que tienen que hacer un esfuerzo para la preparación y la respuesta a las catástrofes.

El desafío entonces debe ser el de generar una cultura de prevención ante fenómenos naturales y, para ello, lo primordial es la educación como estrategia para la reducción del riesgo de desastres; educación que también evitaría crear riesgos por desigualdades sociales. Las infraestructuras críticas deben tener un código de construcción ambiental y planificación territorial. Sin instituciones, políticas y marcos de colaboración adecuados, cualquier evento puede acabar con una sociedad.

El desafío entonces es salvar vidas, disminuir el número de personas afectadas y reducir pérdidas económicas.

Comparte en redes con los hashtags #DIRD #VivirParaContarlo

Nicolás Kripper. Abogado, se capacitó en Japón en el Manejo de Desastres y Riesgos para las Comunidades. Actualmente se desempeña como Secretario de Protección Ciudadana del Gobierno de la Ciudad de Salta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *